Por qué tu plan estratégico puede fallar para impulsar el crecimiento

Casi todas las empresas con mentalidad de crecimiento tienen un plan estratégico. Por desgracia, la gran mayoría de los planes que reviso son listas de proyectos que no incluyan una estrategia. Peor aún, se hace uso intensivo de los recursos en cosas ineficientes, cuando se podrían crear nuevos sistemas operativos o soluciones dentro de las áreas funcionales, que actualmente no funcionan. En conjunto, esto puede agregar trabajo, socavar los resultados y hacer que las empresas a gasten un montón de dinero de manera infructuosa.

Las probabilidades de que la planificación estratégica permita mejorar el rendimiento del crecimiento de su empresa son bastante sombrías. Considere las siguientes estadísticas: • Aproximadamente el 90% de los planes estratégicos «fracasa» en la etapa de ejecución – lo que significa que o bien no terminan lo que empiezan o no obtienen los resultados que se pretenden conseguir. • Sólo el 13% de las empresas estadounidenses son capaces de lograr un crecimiento modesto y sostenerla durante un período de cinco años o más. • Sólo una de cada cuatro iniciativas estratégicas crean valor. (Esa es una apuesta que no pondría en Las Vegas).

Hay una mejor manera, y se llama «ingeniería estratégica.» La ingeniería estratégica es distinta de la normal planificación estratégica en varios sentidos. En primer lugar, la ingeniería estratégica No es un proceso; es un resultado. Procesos no generan resultados; la gente sí. En segundo lugar, no se lleva a cabo en un día. Se necesita algo de trabajo para averiguar la mejor opción que impulsa los resultados reales, pero el pago vale la pena. En tercer lugar, la puesta en marcha de la estrategia es la obra fundamental de la organización y no es sólo una superposición de los proyectos. La ingeniería estratégica promueve el enfoque y alineación, que a su vez aumenta la velocidad del cambio.

Para impulsar el crecimiento, las empresas deben centrarse en la ingeniería estratégica en lugar de la planificación estratégica. Aquí hay tres razones:

  1. Uno de los principales frenos del crecimiento es la «inercia del negocio», que nace de la costumbre de bloquear nuestra capacidad de ver oportunidades potenciales. Para superar esto, el equipo de gestión debe utilizar un modo de pensar «outside in», atendiendo lo que necesita el mercado en lugar de lo que la empresa quiere alcanzar. La ingeniería estratégica comienza con una inmersión profunda en el mercado para determinar las tendencias y las oportunidades adecuadas.

Para ilustrar el valor de este enfoque, considere este ejemplo: Un cliente mío, dedicado a la manufactura por inyector, estaba pensando en recapitalizar la planta de fabricación porque estaban perdiendo negocio en el área de termo formado.

Pero después de un paseo por una tienda de comestibles, nos dimos cuenta de que tenían una maravillosa oportunidad para llegar a un nuevo segmento de alimentos que no habían sido descubiertos.

Después de contratar a un vendedor con buenas conexiones y de fijar otros retos revelados en nuestra opinión «outside in», logramos doblar sus ingresos en menos de cinco años – sin incurrir en gastos significativos de capital.

  1. Los planes estratégicos de las empresas crean listas de preguntas equivocadas.

 

Los planes estratégicos animan a las empresas a hacer listas, pero la estrategia no es una lista de cosas. La estrategia es el concepto general que determina cómo una empresa va a ganar en el mercado. Se necesita tener el Enfoque. Si una empresa trata de seguir varios conceptos estratégicos, al mismo tiempo, esos conceptos competirán entre sí y causarán  más gastos sin lograr progresos.

Miremos Walmart y Target, por ejemplo. Si bien estas empresas ocupan el mismo mercado, tienen estrategias muy diferentes, pero con un buenos enfoques. La de Walmart es de precios bajos. Se especializa en la logística de la cadena de suministro, lo que permite a la empresa obtener una ganancia justa a pesar de ofrecer precios bajos. Demasiadas empresas tratan de ofrecer precios más bajos simplemente para ganar una cuota de mercado sacrificando márgenes, que no es un método económicamente viable para el largo plazo. Target, por otro lado, está más de moda. Cuenta con productos de marca y una mejor comercialización, e invirtió mucho en la experiencia de Internet. Estas empresas han hecho una elección acerca de su posición en el mercado  alineando sus actividades de apoyo, esto es aplicar una Ingeniería estratégica a sí mismos para el éxito.

La segunda cuestión con la que pugnan las empresas es hacerse las preguntas equivocadas. Si preguntas, «¿Cómo puede mejorar la organización de su estado actual?» De seguro experimentarás una mejora gradual y lucharás para desafiar los paradigmas actuales. Más bien, pregunte, «¿Cuál es el potencial de la organización?» Una vez definido, determina la Ingeniería de la empresa para lograr ese futuro. Tal como mis clientes han demostrado una y otra vez, este enfoque da un resultado mucho más significativo y los pone en el camino de alcanzar la próxima etapa de crecimiento.

 

  1. Los planes estratégicos no están alineados con los recursos y por lo tanto son difíciles de ejecutar.

Como se señaló anteriormente, la mayoría de las organizaciones no pueden ejecutar sus planes estratégicos. El punto no. 1 causa de la falla son iniciativas de escasos recursos. De hecho, la estrategia se puede definir como la forma en que gastamos nuestro dinero. Si decimos que destacan por su servicio al cliente, pero no se invierte en la formación y el entrenamiento de los equipos de trabajo con este conjunto de habilidades, podemos ser conocidos por “de la boca hacia afuera”.

En general, podemos decir que la asignación del presupuesto de una empresa es para distinguir entre la estrategia de sus patrones de gastos. Asegúrese que los gastos se alineen con las prioridades.

Otro error común es el desarrollo de una estrategia, pero no la determinar lo que debe hacerse para lograrlo. Las nuevas iniciativas deben ser identificadas de manera específica, asignar los recursos y hacer seguimiento para asegurar el progreso.

Las brechas entre los resultados esperados y los resultados reales son a menudo causadas por la falta de comunicación. Las empresas tienen que desarrollar un plan de comunicación intencional que mantenga la parte delantera y el centro de la estrategia; coordinar ganacias rápidas para estimular compas; esto proporciona claridad y coherencia.

Dejar un comentario