¿Estás listo para conocer la personalidad de tú empresa?

El concepto de “cultura organizacional” es algo más que una palabra de moda. Si las organizaciones quieren estar en el top cuartil de su industria, deben tener un claro diseño de cultura organizacional.

Hace unas semanas, un grupo de Gerentes Generales nos formuló la siguiente pregunta: ¿es posible mantener la rentabilidad y mejorar el clima laboral? A lo que le respondimos: ¿podrías compartirnos el programa de Desarrollo Organizacional? Nos miró como si estuviéramos hablando de “abrazar árboles”.

De la misma manera que el plan comercial programa la meta de ventas, la cultura organizacional programa los lineamientos para reclutar, retener y desarrollar el talento. También desempeña un papel crítico en el desempeño a largo plazo de tu organización. Pero una cultura organizacional sólida no sucede por accidente. Requiere una planificación reflexiva y un diseño bien pensado.

La cultura organizacional es el carácter y la personalidad de tu organización. Es lo que hace que tu organización sea única. Es la suma de los valores, tradiciones, creencias, interacciones, comportamientos y actitudes de tu empresa.

Pero ¿Cómo sabes si la personalidad (cultura) de tu empresa es problemática?

Recomendamos que busque en los síntomas:

  1. Si tu empresa tiene un alto nivel de rotación en puestos claves, probablemente tenga problemas culturales.
  2. Si los cargos abiertos son difíciles de llenar o solo cuentas con un grupo limitado de candidatos calificados, otra vez, usted tiene probablemente cuestiones culturales – junto con una marca de empresa débil o inexistente.
  3. Si te enteres por medio de terceros de situaciones críticas de tus reportes claves (hasta segunda línea), entonces tienes problemas en la cultura de tu organización

Puedes decidir tomar el control de la “personalidad de tu empresa” y comenzar a diseñar tu cultura organizacional, o evitarlas por completo.

Si has decidido tomar el control de la personalidad de tu empresa, te compartimos dos maneras de hacerlo:

1-. Conviértete en una empresa «simplemente irresistible»

Según Bersin -la división de Deloitte experta en RRHH- las empresas son «simplemente irresistibles» para los empleados cuando ofrecen lo siguiente:

  • Un trabajo significativo, un motivo por el cual hacer lo que hacemos
  • Procesos administrativos claramente definidos para conocer cómo moverse
  • Ambiente fantástico de trabajo ya que pasamos 9 horas al día
  • Oportunidad de crecimiento a largo plazo
  • Confianza en la sana voluntad del liderazgo

Considera lo bien que tu empresa ofrece cada uno de estos puntos. Pregúntate, ¿qué piensan tus empleados? ¿Qué se puede mejorar? ¿Cómo puedes usar tus fortalezas en estas áreas para diferenciarte? ¿Cómo puedes ofrecer una propuesta de valor convincente a los empleados actuales y potenciales?

2-.  Escucha a tus empleados sistemáticamente

Ten siempre presente que nos encontramos en un mercado de empleados, y los empleados quieren mucho más que un simple trabajo. Ellos quieren una experiencia que los mantenga comprometidos con tu empresa y motivados para trabajar para usted.

Hay varias herramientas que puedes usar para medir el compromiso de los empleados.

Por ejemplo, puedes crear una encuesta gratuita online (recomendamos no más de 12 preguntas con multiple choice con valores de 1 a 5). Esta encuesta te permitirá determinar aspectos vinculados a los resultados críticos del negocio, como la rentabilidad, la productividad, la rotación y la seguridad.

Después de hacer estas preguntas difíciles, prepararse para algunas respuestas difíciles. Tus empleados pueden plantear problemas que tendrás que abordar con el fin de construir y diseñar una cultura organizacional fuerte.

¿Te hacen sentido estas nueva manera?

Vistage ayuda a más de 100 Gerentes Generales en Chile a superar este y otros desafíos del cargo.

Dejar un comentario