El mayor remordimiento de los hombres de negocios y CEOs

RemordimientoPor Russ Riendeau, Miembro VISTAGE (USA).

En mis 24 años de búsqueda de ejecutivos, consultoría e investigación en la materia, he mantenido más de 78.000 entrevistas con CEOs, hombres de negocios y mandos medios gerenciales.

Hay una pregunta, que es difícil hacer, pero que yo realizo regularmente, porque revela la verdadera motivación de las personas frente al cambio y la búsqueda de un nuevo rumbo en sus vidas.

La pregunta en cuestión es: Como hombre de negocios o CEO: ¿Qué es de lo que más se arrepiente?

La inmensa mayoría de la respuesta de los CEOs es la misma: No tener tiempo suficiente para pasar con la familia.

Ellos desearían volver el tiempo atrás y recuperar los momentos perdidos: los juegos con los hijos, los conciertos y fiestas, participar en las tareas escolares, cenas, compartir más tiempo con sus parejas, y más.

El remordimiento y la culpa provocan estrés, ansiedad y un extenso repertorio de factores emocionales y psicológicos, que impulsan a estos ocupados ejecutivos a buscar un balance entre las enormes exigencias profesionales y el rol de padres y esposos.

En este intento por encontrar un balance entre el trabajo y la vida familiar, las investigaciones de las ciencias del comportamiento, ofrecen acciones concretas para dar satisfacción a ambos universos.

Aquí un listado, con algunas recomendaciones fundamentales para una mejor administración del tiempo, posibilitando mayor tiempo libre para compartirlo en familia:

  1. Contrate a una excelente asistente administrativa (con muy buena paga): Ella debería ser la mejor en la administración de su tiempo, compromisos, agenda de viajes, etc. Dele el poder de programar sus vacaciones, el tiempo libre y que conozca su agenda mejor que usted mismo. Permítale transformarse en su faro guía para balancear su energía.
  1. Planifique eventos, vacaciones y demás actividades con su familia: Evalúe sus metas de vida a largo plazo, remarque los logros y planifique la siguiente etapa con un mayor balance y disfrute, para usted y para las personas con las cuales desea compartir esos momentos.
  1. Establezca metas personales y laborales que se alineen con los objetivos de la empresa: Si las metas de la empresa y las personales no están en sintonía, el costo puede ser muy alto. Apele a su carrera profesional y experiencia en los negocios para sortear los procesos más críticos.
  1. Comparta sus metas con su familia y equipo: Aliéntelos a que lo mantengan alerta a los cambios y a la revisión de los compromisos.
  1. Restablezca su rutina de ejercicios: El ejercicio, una buena nutrición y el mantenimiento de un peso saludable, le permitirá trabajar con mayor energía y contar con reservas para realizar otras actividades. Trate de ejercitar 3-4 veces por semana, durante 30-60 minutos.
  1. Delegue algunos de sus trabajos a un empleado de confianza: Aliente al empleado a que lo suplante en algunas tareas.
  1. Permítase al menos una hora por semana para pensar, caminar, respirar, leer, reír, etc.: Si usted es el líder, establezca el tono y el ejemplo ante los demás.
  1. Conózcase a usted mismo: Haga un relevamiento de sus aptitudes, debilidades, impulsos y malos hábitos. Procure asistencia profesional cuando lo requiera para que lo ayude a ordenar y a resolver situaciones conflictivas y a ser una persona interiormente más armónica.
  1. Tómese vacaciones: Se lo debe a su familia, a usted mismo y a su equipo de trabajo, que necesitan un descanso de usted, si, aunque sea adorable. No lleve trabajo a las vacaciones.
  1. Muestre este listado a su familia y pregúnteles qué les gustaría que haga: Usted podría sorprenderse con la respuesta.

El remordimiento es una emoción poderosa, y la única cura es un cambio proactivo comenzando hoy.

Dejar un comentario