7 tips para elegir al socio indicado

1) Yin & Yang. No elijas a alguien igual a ti.

El socio ideal de seguro comparte contigo algunas similitudes, pero también tiene un completo set de diferentes cualidades, opiniones y hábitos. De seguro van a compartir muchísimo tiempo juntos, por lo que tener un balance en las cualidades y formas de trabajo es crucial.

2) Viajen. Prueba la compatibilidad que tienen en el camino futuro.

Si crees que ya elegiste al partner correcto, sería bueno probar esta nueva relación antes de tomar una decisión. Entre más largo sea el viaje, más vas a poder ver acerca de su verdadera compatibilidad, aunque, de todas formas, un fin de semana de camping podría ser suficiente para demostrarlo. El viajar es una acción muy reveladora de incompatibilidad, si así lo fuese, por lo que es ideal experimentarlo previo a concretar el acuerdo.

3) Arma un plan y escríbelo.

Tómate el tiempo de armar un plan, tanto personal como profesional. Considera algunos sueños importantes, proyecciones y metas para un plazo de 5 o 10 años. Luego pídele a tu socio que también lo haga y compartan los resultados. Esto los ayudará a ver que similitudes y diferencias tienen y a armar un plan conjunto que contenga una visión compartida.

4) Ten un acuerdo de sociedad.

La creación de un acuerdo de sociedad es un proceso costoso y arduo, pero es necesario. Sin importar qué tan fuerte sea tu relación ahora, las circunstancias externas pueden amenazar y finalmente acabar con la asociación. Puedes evitar lamentarte en el futuro mediante la estructuración de forma proactiva de un acuerdo que sea justo y que proteja a ambas partes. Este proceso también puede sacar a la luz algunos problemas importantes. Pero, tratar inmediatamente con cualquier desacuerdo, permitirá pagar dividendos en los tiempos más duros.

5) Divide y concreta.

Tener un partner disminuye la carga de tu trabajo, por lo que es importante sacar el mejor provecho de esto. Mientras es bueno mantener un lugar de trabajo conjunto que facilite la colaboración, también es importante separar y definir los roles y responsabilidades que cada uno va a tomar, para evitar la redundancia.

6) La comunicación es la clave.

La comunicación es clave para cualquier relación saludable, negocio o lo que sea. Los socios deben ser capaces de hablar con honestidad y abiertamente acerca de cualquier cosa, tanto en lo laboral como en lo personal. Al igual que en un matrimonio, la comunicación es fundamental para el éxito de cualquier negocio.

7) ¡Diviértete!

El inicio de una empresa no se trata necesariamente de fama o de millones de dólares. La mayoría se sostienen de forma diferente, pero la construcción de un negocio es sobre el viaje empresarial. Tener un copiloto en el viaje puede ser gratificante y en última instancia, te mantendrá sano. Asegúrate de que incluso los momentos difíciles se utilicen como experiencias de aprendizaje. Celebra tus fracasos y disfruta cada momento de la carrera.

Dejar un comentario